sábado, 9 de diciembre de 2006

Isla Media Luna (Antartida)

Canal-Herrera
Se ubica en la entrada de la Bahía Luna, entre las islas Livingston y Greenwich. Se halla situada en este lugar la Base Argentina Cámara.

Este lugar es de origen volcánico por lo que la conformación de su superficie es muy particular. Esta isla brinda la posibilidad de realizar caminatas entre los magníficos escenarios y la fantástica vida salvaje que posee.

Se encuentran colonias de pingüinos barbijos, petreles de las tormentas, petreles de Wilson, gaviotas cocineras, gaviotines antárticos, cormoranes ojos azules, palomas antárticas, y skúas. Entre los pinnípedos se hallan: elefantes marinos, focas peleteras y focas de weddell.
foto2
En lo que respecta a flora es muy habitual hallar diversas especies de líquenes sobre las rocas.

Sobre ella habitan Pingüinos Barbijo y Papúa, Cormoranes Imperiales y Skua. En este sitio, podrá encontrarse con las distinguidas Focas de Weddell y algunos Elefantes Marinos que ocasionalmente visitan la isla.

Una descripcion mas detallada de esta aventura la dan un grupo de cientificos españoles que hicieron un recorrido por el continente blanco....

26 de diciembre del 2004, JMF
Pingüinos papúa en la isla de la Media Luna
El lunes al mediodía divisamos las primeras islas Shetland del Sur, un archipiélago volcánico cercano a la Península Antártica, la región más accesible de este continente.

fot5El espectáculo es grandioso: islas cubiertas por enormes glaciares que llegan hasta el mar, multitud de iceberg de todos los tamaños y formas, con tonalidades azuladas que crean una imagen si cabe aún más irreal. Los mareos y las angustias se olvidan ante este escenario de la naturaleza en estado puro.

La Antártida es el único continente sin derechos de soberanía; es tierra de todos dedicada a la ciencia y a la paz. Así lo estipula el Tratado Antártico que regula el estatus legal y las actividades en este continente helado. Hay numerosas bases científicas, dos de ellas españolas, pero están prohibidas las actividades militares y la explotación de recursos naturales.

En definitiva, una gigantesca reserva ecológica donde la naturaleza funciona sin intervención de los humanos. foto3
Se organiza el primer desembarco, no sin antes haber recibido estrictas instrucciones para impedir cualquier impacto negativo sobre estos espacios prístinos. No sólo está prohibido dejar cualquier tipo de residuos, molestar a la fauna, pisar el musgo (la vegetación, por escasa, es aquí valiosísima), sino que hay que desinfectarse los botas cada vez que se sale del barco con destino a tierra firme. Ni bacterias se pueden dejar. Nuestro primer contacto con la naturaleza antártica no pudo ser más generoso: pingüinos adelia y papúa, escúas, focas cangrejeras... Un enorme cementerio de ballenas en plena playa nos recuerda el atormentado pasado de estas islas antárticas.


foto4En las islas Aitcho y de la Media Luna hemos tenido la fortuna de poder observar unas multitudinarias colonias de pingüinos papúas y barbijos. Hay animales que nos caen simpáticos nada más verlos, y uno de ellos son evidentemente los pingüinos. Observarlos construir un nido, incubar sus huevos y defenderlos de las temibles escúas o trepar por inaccesibles riscos con sus cómicos andares es uno de los privilegios con el que nos obsequia la Antártida. También hemos visto los gigantes elefantes marinos y colonias de cría de la más pequeña ave antártica: el gaviotín, pariente cercano de nuestros charrancitos.

fotoLa suerte nos acompaña, el cielo está despejado y luce un sol esplendoroso, el mar parece una balsa y, para poder disfrutar más de este espectáculo, la noche desaparece. Estamos cerca del círculo polar antártico y hoy comienza el verano, el día más largo del año, tan largo que no hay noche.
deception_islandAntes de terminar el día entramos en Isla Decepción, una isla anular fruto del hundimiento de una gigantesco cráter volcánico; una estrecha apertura entre altos cantiles -Los Fuelles de Neptuno- permite la entrada del Ushuaia en el lago interior.

El capitán del buque se pone en contacto con la base Gabriel de Castilla, situada en el interior de esta isla; quedamos en visitarla mañana.

Juan Clavero, Mercedes Sousa y Lola Yllescas.
Isla Decepción.
24 de diciembre de 2004

Technorati tags: , .

1 comentario:

Sofía dijo...

Hola !!! Soy Sofía y la info me ha servido mucho para el trabajo que tengo sobre la Antártida. Gracias !!