sábado, 26 de mayo de 2007

De la Tristeza de la Luna

Cantabro
¨Cuentan que en la noche de los tiempos en que dominaba la nada, la Luna era la reina y mandaba sobre todas las cosas. Muy seria y casi siempre triste, implantaba su mando. Era la justiciera y todos los habitantes la respetaban.

En aquellos tiempos también había una bruja mala, muy mala, que no respetaba nada y mucho menos las leyes impuestas por la Luna. Un día, estaba la bruja paseando por el bosque, cerca del Saja, allá en las montañas, cuando se encontró sobre un tronco de árbol un ¨coloñu¨ de madera y, ni corta ni perezosa, lo cogió y se lo llevó a la espalda.

La Luna la ordenó que se portara bien y lo devolviera, pero la bruja no quiso hacerla caso, así que la Luna suspiró y suspiró, y fueron tantos los suspiros de la Luna por la desobediencia de la bruja que en uno de ellos se la tragó.

Desde entonces se ve en la Luna como una persona vaga con un ¨coloñu¨ de madera a la espalda, y esta más triste que nunca, y por eso cuando es Luna Llena aparece blanca y con un semblante serio¨.

Coloñu: brazada de hierba, leña, etc.

No hay comentarios.: